03 mayo 2010

Provisión Perfecta




Muchas son las veces que hemos leido, incluso,
escuchado, 
 Mateo 7:9   
"¿O qué hombre hay entre vosotros
que si su hijo le pide pan, 
le  dará una piedra?"

Pero... ¿soy yo la única que en ocasiones
he sentido que Dios no me ha concedido
el pan que le pedí, sino más bien,
la piedra que no deseaba?.

Un escritor desconocido
escribió:


Pedí salud para hacer cosas mayores;
Recibí enfermedad para que hiciera cosas mejores.
Pedí a Dios fortaleza para lograr cosas;
Fui hecho débil para que aprendiera a obedecer.
Pedí riquezas para ser feliz;
Me dieron pobreza para que fuera sabio.
Pedí  poder y alabanza de los hombres;
Recibí debilidad para que sintiera mi necesidad de Dios.
Pedí todas las cosas para disfrutar la vida;
Recibí la vida para que pudiera disfrutar todas las cosas.
No recibí nada de lo que pedí,
Sino todo lo que esperaba;
A pesar de mí mismo,
Mis oraciones fueron contestadas.
Y soy entre todos los hombres
el más ricamente bendecido.


Dios es Soberano.
Dios es Sabio.
Y en su Sabiduría,
El sabe exactamente qué necesitamos,
cómo lo necesitamos
y
cuándo lo necesitamos.

El nos encamina
por las circunstancias perfectas
que van a beneficiar
y bendecir
nuestra vida.

Ya sólo nos queda,
recordar
Efesio 3:20

Y a Aquel que es poderoso
para hacer las cosas
mucho más abundantemente
de lo que pedimos o entendemos,
según el poder
que actúa en nosotros. 
 

No hay comentarios:

Si quieres disfrutar de los GRANDES HIMNOS DE LA FE de toda la vida, Pincha en el enlace.
Image and video hosting by TinyPic