14 diciembre 2009

¡ Ojos Abiertos !

Aquellos que intentan comprender la Biblia sin la necesidad del Espíritu Santo, se les podría dirigir las palabras empleadas en el Salmo 115:5 que describen a los ídolos: "Tienen ojos, mas no ven".
Ellos pueden apreciar la Biblia por su belleza literaria y por sus 
enseñanzas morales, pero no pueden alcanzar su sentido espiritual. En lugar de ello, se quedan perplejos. No comprenden por qué los cristianos la aman ni por qué consiguen tanto de sus páginas.        

Ello se debe a que las verdades espirituales sólo pueden ser captadas mediante los ojos espirituales, debido a que "el hombre natural no     percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son      locura, y no las puede entender, porque se han de discernir                espiritualmente" (1ª Corintios 2:14).                                                    

Me gusta la historia que contaba C.H. Spurgeon. Una dama le dijo una vez a un artista: "¿Por qué emplea unos colores tan  extravagan
te para sus cuadros?. Nunca he visto tal cosa en la naturaleza." Con sagacidad, el pintor le respondió: "¿Y no le gustaría que fuera así, señora?". Spurgeon comentaba entonces que de una manera muy semejante, los creyentes pueden ver maravillas divinas que el resto no puede percibir.

   Ello es especialmente cierto en lo que se refiere al entendimiento de la Biblia. Sólo aquellos cuyos ojos han sido abiertos a la verdad espiritual, pueden apreciar plenamente su mensaje. Debido a que conocen a Cristo, el Espíritu Santo les aclara las cosas tocantes a Dios. Pueden decir como el salmista: "Abre mis ojos, y miraré las maravillas de tu ley" (Salmos 119:18).

        Ciertamente...... el conocimiento de la Palabra VIVIENTE 
          es la clave para la comprensión de la Palabra ESCRITA.  


                                                                             

                                                  
  


      

1 comentario:

Pat dijo...

Qué cierto es! cuando tomamos la Biblia como letra muerta, nada cambia en nuestra vida. Pero si nos apropiamos de la verdad de Jesús, podemos experimentar que Sus palabras son Espíritu y son vida.
Hermoso post, Pili. Dios te bendice!

Si quieres disfrutar de los GRANDES HIMNOS DE LA FE de toda la vida, Pincha en el enlace.
Image and video hosting by TinyPic